Ese puntito masoca

18 Mai, 2010 § 2 comentaris

De vez en cuando se abandona. Sabe que no le conviene, pero cuesta más luchar contra el impulso que ceder. Se dedica a mirar fotos, leer reseñas, escuchar música, buscar información… Todo sobre lo que duele.

Llora, se cabrea, se lamenta, se cansa, se duerme, se lamenta otra vez, se cabrea otra vez, llora otra vez. Y se ducha, se viste, se pone las pestañas, se monta en los tacones y se va.

Aquí no ha pasado nada.

Advertisements

§ 2 Responses to Ese puntito masoca

  • Francesca ha dit:

    Me has hecho pensar en situaciones que no me atrevo ni a recordar, aunque afortunadamente las he vivido de lejos, y en las que tal vez ni siquiera pensabas cuando escribiste el post.
    Dolor del de verdad, del que tiene motivos, del que no depende de nosotros (o al menos no sólo de nosotros).
    Decir tanto con tan pocas palabras es un arte, Tona, hacer sentir a otro con apenas cuatro frases, un milagro.
    Gracias por el post.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

What’s this?

You are currently reading Ese puntito masoca at Tú, lo que tienes que hacer, es ponerle un cordel.

meta

%d bloggers like this: