Tengo un clon

12 gener, 2011 § 1 comentari

No es de mí misma. Vamos, que no es un clon mío. Es un clon que se dejaron en casa.
Lleva aquí casi un año, y durante un par de días me hizo feliz. Es parlanchín, sincero, honesto y claro. Te cuenta lo que le pasa, lo que le ha llevado hasta donde está, lo que siente y lo que le gustaría hacer. Es un clon sensible y cariñoso, abierto a cosas nuevas, dispuesto a aprender de las personas. Vamos, que el dueño no lo echa de menos, que si se tiene, pues bien, pero si no se tiene se puede funcionar perfectamente.
Al principio ocupaba mucho, pero he ido limitando su espacio. Las extremidades fueron lo primero que liberé, que las necesitaba para moverme y trabajar, para seguir con mi vida a pesar del intruso. La tripa costó más, pero poco a poco recuperé mi apetito.
Lo del corazón fue duro… Afortunadamente pasaron otras personas que dejaron buenos recuerdos y me ayudaron.
Ahora le tengo sólo en la cabeza, detrás de la oreja izquierda.
Y, sinceramente, me gustaría mucho que desapareciera.

Anuncis

§ One Response to Tengo un clon

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

What’s this?

You are currently reading Tengo un clon at Tú, lo que tienes que hacer, es ponerle un cordel.

meta

%d bloggers like this: