La edad

19 Mai, 2012 § 2 comentaris

Cuando te haces mayor te das cuenta de que es muy difícil conectar con las personas.

la moñas de Julie Delphi se lo dice al Hawke cuando se preguntan porqué no se dieron el teléfono una noche cualquiera, de un día cualquiera que pasaron juntos: eran jóvenes.
De estos momentos cualquiera de días cualquiera que nos pasa contadas veces, y que sólo permanecen en la memoria cuando no desembocan en nada. Quedan en nuestros recuerdos como momentos inconclusos, alimentados siempre por la ilusión de que hubieran sido una consecución de actos perfectos que habrían hecho de nuestra vida algo radicalmente diferente… Y acompañada.
Quedan siempre como la esperanza de lo que hubiéramos podido llegar a ser y no somos.

Advertisements

§ 2 Responses to La edad

  • Y a salvo de que los estropeáramos con lo que igual no hubiera sido. De alguna manera, ayudan a mantener esa opción personal de lo posible, porque hay que ver lo terca que se pone la realidad a veces…

    Sí, debe ser la edad :)

    • tonapou ha dit:

      Es que es eso… te curras tu vida, y te toca lo que te toca. Y tu te curras tu vida igualmente.
      Pero, reconozco mi moñez, me gusta mantener estos reductos (pocos) de personas y relaciones in-agotadas y fantasear con lo que sería que las cosas fueran, simplemente, de otro modo.

      Y posiblemente sí, sea culpa de la acumulación de realidad…

      me ha gustado lo de la terquez de la realidad! Gracias!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

What’s this?

You are currently reading La edad at Tú, lo que tienes que hacer, es ponerle un cordel.

meta

%d bloggers like this: